FranciaGuia
×
Leyes a los empleados

¿Qué hago si pierdo mi trabajo en Francia?

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

En Francia,

Leyes a los empleados

Leyes a los empleados

las leyes protegen a los empleados y sobretodo la reinserción laboral. Es bueno entonces que conozcas tus derechos en caso de despido y adonde debes recurrir. El contrato laboral puede rescindirse por terminación del mismo (a instancias del patrón, sea despido por razones económicas, profesionales o personales); o por renuncia (a instancias de los trabajadores).

Despido por razones profesionales/individuales

Las causales pueden ser varias, como por ejemplo motivos de disciplina o falta de ella. En el primer caso podría ser por ofensas del trabajador y en el segundo incapacidad profesional, falta de confianza etc. Esto es lo que se llama un licenciement pour motif personnel. Para poder rescindir el contrato deben haber motivos reales y comprobables además de singular relevancia como para que justifiquen el despido. Así por ejemplo no son causales de despido la nacionalidad, el sexo o religión; tampoco el estado de Salud, la maternidad, el embarazo, las participaciones en huelgas o manifestaciones, los accidentes o enfermedades laborales, la pertenencia a determinados grupos étnicos, la libertad de expresión, los ejercicios de un derecho, entre otras.

Rescisión

La compañía puede despedirte por motivos individuales o profesionales o económicos.

Entrevistas de Despidos Formales (Entretien préalable)

Para ello tu jefe deberá remitirte una carta con acuse de recibo mediante la cual te invitará a una entrevista y deberá avisar con 5 días de antelación. La misma debe incluir el día, la hora y el lugar de la entrevista como así también si contarán con la presencia de representantes de los empleados o personas externas. recuerda que tienes derecho además a ponerte en contacto con un potencial consejero de la entidad estatal correspondiente. Si se trata de un despido por razones de disciplina, deberán notificarte con dos meses de anticipación para hacerte conocer los motivos que causan el despido.

En el transcurso de la entrevista, deberás brindar tus explicaciones en tanto que el patrón deberá informarte de las causales del despido. Si bien no es obligatoria la asistencia a la entrevista, es aconsejable que lo hagas. Luego de la reunión deberás ser notificado del despido en el plazo de un día mediante una carta que incluya los motivos.

Apelaciones (Recours)

Si el despido es injustificado tienes derecho a apelar la decisión ante un tribunal laboral. Si la compañía en la que trabajas cuenta con más de 11 empleados y has desempeñado tareas por más de 2 años, el juez podrá ordenar tu reincorporación con derecho a todas las prestaciones. Si hubiere negativa de la compañía para reincorporarte, deberán pagarte una compensación que puede alcanzar hasta 6 meses de salario, si has trabajado durante 2 años o más; o una compensación por daños y perjuicios si trabajaste menos de 2 años.

Renuncias

Para renunciar no necesitas justificarlo ante la compañía – siempre y cuando no lo hagas con la sola intención de dañarla – y la renuncia puede ser verbal o por escrito (mucho más recomendable). Las renuncias constituyen un acto irreversible – salvo que se haya realizado en un arrebato emocional y el arrepentimiento sea inmediato – y dependen de una decisión tomada de manera libre.

Renuncia por razones económicas

Llamado también licenciement pour motif économique, se da cuando el despido no se relaciona de manera directa a los trabajadores, como por ejemplo por factores económicos y por negativas a aceptar modificaciones en el contrato de trabajo. En estos casos, la compañía deberá intentar primeramente retener al trabajador o reubicarlos en puestos similares, todo ello siempre por escrito.

Renuncia forzada

Existen casos determinados en los cuales si bien no te despiden, de manera indirecta están invitándote a abandonar el trabajo, como por ejemplo si no te dan trabajo, te cambian constantemente las funciones, o actitudes similares. En este caso deberás redactar la renuncia por escrito especificando los motivos de manera clara ya que muchas veces una renuncia forzada puede considerarse legalmente como un despido.

Lo habitual es que notifiques de tu intención de renunciar con cierto tiempo de anticipación, lo que seguramente constará en tu contrato de trabajo y en los convenios colectivos que puedan alcanzarte. Generalmente el plazo es de 3 meses y durante ese tiempo, la compañía suele permitirte buscar trabajo otorgándote 2 horas diarias. Si te enfermas durante ese lapso, no afecta su duración, no obstante lo cual serás requerido a presentarte a trabajar en cuanto mejores. Las vacaciones anuales correspondientes están incluidas en el período de aviso.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*